Transmisión oral

9, agosto, 2008

Desde tiempos inmemoriales los conocimientos de la humanidad se transmitían de generación en generación a través de la tradición oral. Con la aparición del papel, la imprenta, el ordenador e Internet esta tradición ha disminuido considerablemente y solo se puede ver en casos extremos; pero en los hogares de miles de familias ocurre muy frecuentemente. Ocurre de esta forma: Un miembro del clan es el encargado de transmitir oralmente con palabras fácilmente comprensibles para todos el funcionamiento de los aparatos de consumo electrónico al resto de la familia. Frases del estilo:

“Lo pones en 3 y le das al botón “ON””

“Este para subir, este para bajar el volumen y estos los canales”

“El resto no los toques”

Son enunciadas una y otra vez siendo la ira de ingenieros de todo el mundo, que cada vez añaden más funciones a estos útiles aparatos para facilitarnos la vida y nosotros solo nos encargamos de “ponerlo en el 3” y fuera.

Por otro lado, en toda familia la tradición oral entra de dos formas:

– A través del técnico, que indica amablemente el funcionamiento básico y suficiente para (casi) todo el mundo.

– A través de un miembro de la familia (mi caso) que lee las instrucciones de todo aparato que entra en el hogar, aprovecha sus capacidades al máximo y solo transmite lo básico al resto del clan.

También existe otro método de entender mejor los aparatos electrónicos, pero este se suele atribuir a la magia, puesto que no se sabe muy bien como has logrado poner, por ejemplo, el teletexto y atribuyendo tal hecho inverosímil a que una luz estaba encendida y otra no.

Una de mis experiencias confirma mi teoria: El primer verano que me quede solo en Madrid tuvieron que explicarme atraves del milenario arte de la transmisión oral el funcionamiento del lavavajillas puesto que las instrucciones se perdieron el mismo dia que se compro el aparato. La persona que me dio los conocimientos basicos ya se fue, y soy ahora yo quien se encarga de transmitir ese vital conocimiento a mi familia y a las quelis nuevas que llegan.

Anuncios

Una respuesta to “Transmisión oral”

  1. peleflip said

    Lo malo de transmitir las cosas de generación en generación vía oral es que a tí seguramente te llegaría más información de la que ahora serías capaz de transmitir a un nuevo miembro sobre, en este caso, tu magnífico lavavajillas así como el miembro que lo explicó a tí también…la pregunta es…que puta culpa se tiene de llegar el último y que te expliquen las cosas mal?

    Mi forma de aprender a utilizar la tecnología es intentar ver las prestaciones del aparato tocando todos los botones, lo que supone que al final se termina jodiendo. Mis padres me amenazan con que voy a tener que comprar uno nuevo lo cual origina que repentinamente tenga ganas de arreglarlo lo que a su vez haga que lo arregle y además consiga saber de esas funciones extra.

    P.D.: Que grande lo de “- A través de un miembro de la familia (mi caso) que lee las instrucciones de todo aparato que entra en el hogar, aprovecha sus capacidades al máximo y solo transmite lo básico al resto del clan.”

    P.D.2:A mi también me parecería cojonudo que hicieras una sección en la que preguntasemos dudas freaks y tú te dedicaras a contestarlas. Es más, sería la hostia que te bombardearamos a preguntas y sólo respondieras a una semanalmente siendo un honor aparecer en la sección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: