MUY PERO QUE MUY EXQUISITOS

28, febrero, 2011

Gracias a mi amigo Carlos descubro que lo realmente díficil  en las universidades americanas, en este caso Berkeley no es tener un lugar para estudiar, si no poder aparcar!!!

Seguramente dejaría colgado mi premio Nobel de Matemáticas del retrovisor.

Ojala en mi universidad hubiera un reservado así, bueno o en cualquier universidad española!

Anuncios